Poitiers/Futuroscope (I) – Una sugerente combinación para seducir a chicos y grandes


Los encantos de una ciudad medieval y un parque de atracciones vanguardista en el centro de Francia


Francia es el principal destino para los españoles y también España lo es para los franceses, En cualquiera de los dos países nos sentimos como en casa: queridos, bien tratados, disfrutando de la oferta cultural, de ocio y gastronómica, entre otras cosas. Más de 11,1 millones de franceses nos visitaron en 2019. Es justo devolverles la visita cuanto antes, cuando se pueda.

Fuente: *Enrique Sancho / Open Comunicación Fotografías: Open Comunicación

Más información: http://www.visitpoitiers.fr / www.futuroscope.com/es/


RICO PASADO Y ESPECTACULAR FUTURO



Poitiers parece vivir entre dos realidades bien distintas. Por un lado su rico pasado histórico, que le ha permitido conservar un abundante patrimonio arquitectónico y cultural compuesto por unos 600 monumentos y, por otro, la apuesta de futuro que se vive a pocos kilómetros de la ciudad en el parque Futuroscope, convertido en su atracción estrella y principal suministradora de visitantes.

Está situada en el centro de una región, Poitou-Charentes perteneciente a la gran súper región Nouvelle Aquitaine, la mayor de todo el país, que va del centro de Francia hasta la costa vasca fronteriza con España, con ambiente y paisajes sureños y costa puramente atlántica, en la que la naturaleza es protagonista y está surcada de ríos y canales que han hecho que sea denominada “la Venecia Verde”.

La región Nouvelle Aquitaine, es la mayor de todo el país, va del centro de Francia hasta la costa vasca, fronteriza con España

Al recorrer la ciudad, salen al encuentro sus huellas medievales en forma de restos de la muralla que en su día la envolvió, en los nombres de gremios y oficios que bautizan sus calles, en la quietud anclada en el tiempo de sus plazas y terrazas, en el laberíntico entramado de sus calles que ha llevado al Ayuntamiento a pintar unas líneas en tres colores (azul, rojo y amarillo) marcando rutas que llevan a los tres barrios monumentales y permiten regresar al punto de partida sin riesgo de extravío. A cualquiera de ellas se asoman iglesias románicas casas medievales, palacetes, abadías y otros edificios y museos de interés. También modernos locales comerciales que se apoyan en restos de templos góticos o muros románicos



Dos personajes históricos de parecido nombre marcaron hitos importantes en la ciudad. Uno fue Martel, Charles Martel, que frenó a las puertas de Poitiers a los moros imparables que subían desde la península ibérica. El otro Martín, San Martín, que fue muy popular también en España ya que enviaba numerosos peregrinos hacia la tumba del apóstol en Santiago.

A pocos metros de la catedral está el baptisterio de St-Jean, la reliquia más antigua del cristianismo francés

Aquella fue una de las épocas más gloriosas de Poitiers, cuando la ciudad se llenó de iglesias románicas. También se pueden seguir los pasos de la controvertida reina Leonor de Aquitania con una visita a su Palacio y a la Catedral de San Pedro, cuya construcción ordenó. El Museo de Sainte-Croix, a dos pasos de este importante edificio, permite descubrir con mayor detalle la riqueza histórica y cultural de la ciudad.



Una de las rutas marcadas desciende hacia el llamado “barrio episcopal”, donde está la catedral, un templo de sorprendentes dimensiones, con una intrincada filigrana en su fachada, cuajada de ángeles y santos, demonios y condenados, gárgolas y postizos en forma de fantásticas criaturas. A pocos metros de la catedral está el baptisterio de St-Jean, la reliquia más antigua del cristianismo francés, ya que data del siglo IV.

Está convertido en museo lapidario, pero son interesantes sus pinturas románicas. Los museos también ofrecen un amplio surtido de propuestas, que van desde el museo Sainte-Croix, con sus colecciones de arqueología y bellas artes, al museo Rupert de Chièvres, que alberga pinturas antiguas y objetos de artes decorativas, pasando por el Espacio Pierre Mendès France, que presenta exposiciones y animaciones relacionadas con la ciencia.


El lugar de honor sin duda, lo ocupa Notre Dame la Grande, en el centro de la urbe.



Pero sin duda el lugar de honor lo ocupa Notre Dame la Grande, en el centro de la urbe. La fachada es un catecismo de piedra, donde se codean San Hilario y San Martín con Adán y Eva, Isaías o Nabucodonosor. El interior es igualmente fascinante y sorprendente ya que está pintado de colores de arriba abajo. Para que no falte nada, en las noches de verano y durante las vacaciones de Navidad, el magnífico espectáculo de luz de las Policromías devuelve los colores originales a las esculturas de la fachada de la iglesia. Un momento mágico que no hay que perderse.


Aunque todavía no se pueda viajar fuera de España, Francia será, sin duda, uno de los primeros destinos a los que ir, por proximidad, por afinidad con sus gentes y, desde luego por sus muchos atractivos. Así lo han entendido año tras año 28 de cada 100 españoles que deciden salir al extranjero.


Poitiers/Futuroscope (II) – Una sugerente combinación para seducir a chicos y grandes

Poitiers / Futuroscope (III) Futuro y pasado


signature
Previous
Poitiers / Futuroscope (II) Ciudad viva y animada
Poitiers/Futuroscope (I) –  Una sugerente combinación para seducir a chicos y grandes