Entre el saxofón y las orillas del río Mosa, una escapada a Dinant desde casa


Esta pequeña ciudad de la región de Valonia – no llega a los 14.000 habitantes– catapultó a la fama por ver nacer a Adolphe Sax, el inventor del saxo



Con la excepción de tres de sus grandes localidades (Charleroi, Lieja  y Namur), que suman más de medio millón de habitantes, Valonia se caracteriza por ser una región ‘salpicada’ por pequeñas ciudades, grandes pueblos o pequeñas villas con encanto. Es el caso de Dinant, un humilde municipio ubicado al sur de Bélgica, a escasos kilómetros de la frontera con Francia.

Fuente: Promotourist / Fotografías: Bélgica Valonia Turismo

Más información: valoniabelgicaturismo.es/


VALONIA BÉLGICA


Esta villa que fusiona el aspecto medieval con calles cada vez más urbanitas. Es la perfecta sinergia entre varios atractivos turísticos ubicados a pocos metros de distancia uno del otro. Dinant es conocida por albergar el museo de la reconocida marca de cerveza Maison Leffe; por ser el pueblo natal del inventor del saxofón Adolphe Sax; por sus históricos monumentos que han sobrevivido a varios episodios bélicos, y por alzarse a la ribera del río Mosa, particularidad que le ha dado el apodo de “Hija del Mosa”.

A través de esta audioguía, Valonia pone al alcance de todos los oyentes, algunas curiosidades de los principales puntos de interés de Dinant, para sumergirse en un viaje auditivo para amenizar las largas horas de este confinamiento:

La escultura de Adolphe Sax

Dinant es el ejemplo perfecto de cómo rendirle homenaje a un personaje. En su caso, no es otro que el inventor del saxofón Adolphe Sax, nativo de allí, que tiene una avenida a las orillas del Mosa con su nombre. Allí, se encuentra una figura a escala real del músico e inventor. En la misma calle, se encuentra la Casa de Adolphe Sax: el edificio que le vio nacer en 1814 y que a día de hoy, se ha convertido en un Centro de Interpretación de su trayectoria. Aunque de joven se trasladara a París, su figura es un orgullo para todo dinantais y cada cuatro años, le rinden homenaje con el concurso internacional Adolphe Sax, donde han participado talentosos músicos que manejan este instrumento.

La ciudadela

A 408 escalones de altura desde el suelo, la ciudadela cuida de su ciudad, la denominada “Hija del Mosa”. Valonia es un territorio donde el patrimonio histórico y el turismo bélico tienen especial relevancia y Dinant no es ninguna excepción. La ciudadela ha sido escenario de múltiples batallas que han trascendido por el paso de los siglos: desde la Batalla de Dinant en 1466. Por aquel entonces era una fortaleza construida por el mariscal galo Vauban – hasta los combates entre los franceses y alemanes durante la Primera Guerra Mundial.

La colegiata Notre Dame de Dinant

Esta iglesia gótica es un símbolo de identidad dinantais. Como otros sitios emblemáticos de la ciudad, se alza sobre la orilla del Mosa y a su vez, contrasta con el monte que aguarda, en su cima, la ciudadela. La colegiata ha sido reconstruida en diversas ocasiones, la última vez, hace casi cien años (tras la Primera Guerra Mundial). A pesar de las múltiples restauraciones, des del siglo XVI se ha mantenido el bulboso campanario de la iglesia, que es, con toda certeza, su parte más característica.

Casa de la Patafonía

Tan solo por ser la cuna de Adolphe Sax, Dinant estaba destinada a estar estrechamente vinculada con la música. Una prueba viva de ello es la Casa de la Patafonía. Un espacio para todos los públicos que busca estimular la creatividad musical de sus visitantes, permitiéndoles hacer música con objetos e instrumentos poco conocidos.


signature
Previous
Las zonas de Israel donde no te cruzarás con (prácticamente) nadie
Entre el saxofón y las orillas del río Mosa, una escapada a Dinant desde casa